jueves, 27 de octubre de 2016

EJERCICIO DE CLASE DE DISEÑO


Existían, en algún mundo paralelo, Cielo y Mar.
Vivían dentro de la magia y la música.
Tan cerca que casi podían tocarse, pero separados 
por la barrera impenetrable de la realidad.
Ambos sabían que nunca llegarían a rozarse, 
pero aquella magia que los rodeaba hacía que soñasen.
Ambos sabían que nunca coincidirían en la misma nota,
pero sus latidos querían tocar la misma canción.
Cielo era serio y ordenado, siempre perfectamente atado
a sus estrellas.
Mar era desenfadada y caótica, imperfecta alma libre
que ansiaba movimiento en cada ola.
Soñaban con convertirse en uno, y fundirse en el hechizo
de un mismo compás.
Pero aquella canción, jamás sonaría con las mismas notas, y,
ese sueño, no se haría realidad ni por arte de magia.
Condenados a estar en el mundo juntos...
pero separados.

Aday Alonso Matía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.