lunes, 18 de enero de 2016

ARTE Y EL CONOCIMIENTO II



Durante la sesión de hoy no hubo más que preguntas, ya que era nuestra tarea: englobar todas las cuestiones que nos surgieran con los textos de Heidegger y Rancière.

¿Debería expandirse el arte a la calle? ¿las leyes limitan el arte? ¿el valor histórico influye en la validez de una creación? ¿una obra de arte es tan solo algo físico? Y justifique su respuesta.

Planteamos también, la que yo he denominado "la incógnita del bolígrafo". ¿Es un bolígrafo arte?


Si lo pensamos con un mínimo detenimiento, alguien ha tenido que diseñar su forma, color y estructura; y se ha fabricado también con unos métodos concretos. Algunos compañeros pensaron en la posibilidad de clasificar el arte en dos secciones: el arte funcional por un lado, y el sentimental por otro; estando ambos unidos en ocasiones. Pero de este modo, todo sería arte, así que Carlos, en un acto de cordura, nos enunció esta frase que me hizo pensar...
"Si todo es una obra de arte, quizá nada lo es".
Tras darle vueltas a estos temas, ojeamos algunos libros en búsqueda de frases significativas para el próximo encuentro.

Fin de la sesión.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.