jueves, 27 de octubre de 2016

EJERCICIO DE CLASE DE DISEÑO


Existían, en algún mundo paralelo, Cielo y Mar.
Vivían dentro de la magia y la música.
Tan cerca que casi podían tocarse, pero separados 
por la barrera impenetrable de la realidad.
Ambos sabían que nunca llegarían a rozarse, 
pero aquella magia que los rodeaba hacía que soñasen.
Ambos sabían que nunca coincidirían en la misma nota,
pero sus latidos querían tocar la misma canción.
Cielo era serio y ordenado, siempre perfectamente atado
a sus estrellas.
Mar era desenfadada y caótica, imperfecta alma libre
que ansiaba movimiento en cada ola.
Soñaban con convertirse en uno, y fundirse en el hechizo
de un mismo compás.
Pero aquella canción, jamás sonaría con las mismas notas, y,
ese sueño, no se haría realidad ni por arte de magia.
Condenados a estar en el mundo juntos...
pero separados.

Aday Alonso Matía

domingo, 23 de octubre de 2016

LOS CLÁSICOS


Como estamos empezando a ver el arte griego, no estaría de más que le leyeseis este artículo de Carlos García Gual.

viernes, 14 de octubre de 2016

ASURBANIPAL CAZANDO LEONES

He intentado buscar la imagen que he proyectado en clase y, al parecer, son secuencias que se repiten más de una y más de dos veces en la decoración de los palacios asirios. Revisando mis fotos del British he encontrado una de la jaula de los leones y otras dos sin continuidad con ésta pero que bien podrían haberla tenido.



Las he recompuesto. Vosotros veréis cuál os parece más convincente.

Este sábado me ha llegado la imagen que pedí al British. Os la cuelgo debajo. La franja superior es la que os proyecté en clase sacada de Frankfortt, Henry. Arte y arquitectura del Oriente Antiguo. Ediciones Cátedra. Madrid, 1982. (pag. 199). Observad al hombre que está abriendo la jaula.


martes, 11 de octubre de 2016

¿POR QUÉ?

La relación entre el arte y la realidad ha tenido muchos vaivenes a lo largo de la historia. En este primer ejercicio quiero que reflexionéis sobre lo bello natural y lo bello artístico.


La primera imagen es una fotografía de 1860 realizada por Gaspard-Félix Tournachon “Nadar” mientras que la segunda es el detalle de un óleo titulado El nacimiento de Venus obra pintada por William-Adolphe Bouguereau en 1879.