miércoles, 21 de enero de 2015

COMENTARIOS SOBRE EL FRANCOTIRADOR PACIENTE

10 comentarios:

  1. Para mi gusto este libro expresa la belleza del arte urbano, la libertad de expresión y los sentimientos que puedes transmitir a través de dicho arte.
    En mi opinión yo si que estoy a favor de los grafitis y si no fuese porque son ilegales muchas de las muertes que ha habido en este libro no se habrían producido.
    Yo no consigo entender por qué algo bello es ilegal, el grafiti sirve para expresar tus ideas, para protestar, para hacer pensar a la gente y no comprendo como algo tan inofensivo puede llegar a ser ilegal.
    En los museos hay muchas exposiciones llenas de cuadros, pinturas, fotografías, etc. ¿Por qué si te pillan pintando en la calle se considera vandalismo, pero si tu grafiti una persona va y dice que es arte, le saca una foto la enmarca y la lleva a un museo, de repente ese grafiti deja de ser ilegal y convierte en arte?
    A mi este libro me ha dado a entender que el grafiti es malo y que te puedes jugar la vida haciéndolo, pero vamos que yo no lo considero algo tan grabe.

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué un artista callejero no puede pintar en un muro expresando su opinión sobre un cartel de unas elecciones políticas? ¿No puede dejar su marca en la ciudad como cualquier escultor de cualquier estatua de una plaza? Los grafiteros intentan preservar una parte suya en un muro mediante una pintada, aunque después el estad decide si ese grafiti seguirá ahí o se limpiará el muro. En el caso de que se limpie el muro, aquella parte que el artista ha dejado en su pintada morirá con lo que quede de él.

    ResponderEliminar
  3. Todos nos hemos encontrado alguna vez con un grafiti: en una pared, aceras, tiendas... Algunos de ellos resultan realmente interesantes pero ese estilo no suele predominar. Los adolescentes escritores de paredes simplemente se dedican a bombardear todo cuanto se les ponga por delante con firmas sin sentido e ilegibles creyendo que así se ganan una reputación. Aunque no me gustan mucho esos tachones indescifrables me posiciono completamente a favor del grafiti. Decir que las calles estarían limpias sin grafiti es mentira; mancha la contaminación, el humo de los coches, los carteles publicitarios...¿ Por qué nadie llama delincuentes a los partidos políticos que llenan las paredes con sus basuras en víspera de elecciones ?
    Me ha parecido un libro muy interesante y accesible, tanto por la facilidad de su lectura como por el propio tema que desarrolla. Parece una obra escrita precisamente para adolescentes, con cierto interés por la actualidad del tema y formas de ganarse la vida.

    ResponderEliminar
  4. El libro habla sobre los grafitis como forma de expresión urbana, com,o arte personificado nacido en las calles.
    El estilo de grafiti es radical, no se anda por las ramas, dice lo que tiene que decir y listo.
    Deja claro que ese mundo es duro y si te quieres hacer oir tienes que luchar, si te quieres hacer respetar no respetes a nada ni a nadie, imponte, se fuerte y firme.
    El libro nos da a entender y nos hace ver como es ese mundo y esa vida. Es personal y tiene un objetivo que se ve a lo largo de la historia.Es un libro para leersele, pero sabiendo que te hara pensar reflexionar y saldran a flote opiniones y comentarios que otras veces o en otras ocasiones no te habrias parado a pensar.
    Es un libro que se lee muy bien y es entendido perfectamente por sus expresiones y sus formas de hablar. Los lectores jovenes o estudiantes lo encontraran mas facil por la trama y desenlace.

    ResponderEliminar
  5. En toda novela negra que se precie, tiene que haber uno o mas muertos. Aquí también, aunque sea el fantasma de unos muertos que planea toda la narración. Nadie los asesino¿o sí? eso piensa Biscarrués que responsabiliza a Sniper de dichas muertes al plantear acciones cada vez mas arriesgadas,no solo con su hijo, han terminado con la muerte del grafitero.
    Muerte, venganza, sicarios...¿Qué es eso sino novela negra?
    <>
    Para mí, según lo que pretende expresar Perez-Reverte, el grafiti es una excusa para mostrarnos otra cara de nuestra sociedad:
    <>

    ResponderEliminar
  6. Considero que existen dos tipos de arte callejero, uno completamente opuesto al otro: el sucio y el formal.

    Respecto al primero, el arte callejero sucio, no me encuentro a favor de aquellos que garabatean las calles con intención de ser reconocidos por una simple mancha de color.
    Miles de jóvenes realizan esta acción cada día: salen con un spray, realizan cualquier elemento vulgar u ofensivo y desaparecen.

    Por otra parte me encuentro a favor del arte callejero formal, cuyo propósito es desintoxicar las calles llenándolas de vida, energía y color, por cada recoveco.
    Estoy a favor de ello siempre y cuando no se realice en lugares privados sin permiso, ni con intención de ensuciar monumentos u obras de arte como edificios arquitectónicos.

    ResponderEliminar
  7. A pesar del final inesperado y trágico, me ha gustado cómo a lo largo del libro el autor nos muestra el paso de Lex por las distintas ciudades consiguiendo la información necesaria hasta llegar a su objetivo.
    Es interesante ver cómo el autor habla del grafiti como una obra de arte más y cómo lo defiende contra toda la publicidad que llena las calles y que no discriminan de la misma forma, llegando a ser lo segundo mucho menos estético.
    También me ha gustado cómo Sniper daba su punto de vista sobre el grafiti y cómo no se vendía por sus propios ideales.

    ResponderEliminar
  8. El libro se expresa en el arte callejero, y en sí debería tratarse como un arte o solo una forma de pasar el tiempo.
    En mí opinión el grafiti es un arte de expresión para algunas personas ,ven que las paredes, muros ...
    son sus lienzos. Hay ciertas personas que solo usan los muros para dejar una huella ,una firma o cualquier otro
    símbolo, pero hay otras personas que lo que ponen en esos muros están llenos de sentimientos y de opiniones que solo pueden expresarlo mediante el grafiti. Sniper usa el grafiti en una forma de expresión.
    A mí que haya grafitis que expresen lo que uno de verdad siente, y que a la vez sean hermosos tanto en la ejecución como en la opinión que quieren expresar, esos grafitis son buenos, y que no deberían quitarlos de las calles.
    Por todas partes hay pancartas publicitarias e imágenes de políticos, y que dejen poner todas esas cosas en las calles es ensuciarlas, con el motivo de influir en nuestras opiniones, mientras que cuando alguien pinta un grafiti que expresa en como esta avanzando la humanidad , y que te juzguen por ello, diciendo que es un delito , es una forma de quitarnos el derecho de expresarnos.
    Puede que haya muchas opiniones al respecto, pero que dejen al artista expresarse en los muros es un buen
    método solo y cuando sea en forma de expresión y que no haga que las calles se vean mas sucias de lo que ya lo están.

    ResponderEliminar
  9. Este libro te mete de lleno en el mundo del arte urbano, sentimientos y emociones llenos de color, brillo y degradación. Pero ilegal. Lo considero como algo más que pintar en una pared, es mayor la sustancia, la adrenalina del momento.
    Desde mi punto de vista hay dos tipos de grafiti, al que se le puede llamar arte y el que enriquece las ciudades con temas sociales, políticos y culturales denunciando las desigualdades de la sociedad y bañando los muros de desafíos. Pero tambien existe el grafiti más vandálico, el que se basa en solo trazos de color, tags y destrozar calles sin ningun proposito. Ahí entra el conflicto entre lo moral y lo legal. Considero que el buen arte urbano es el que tiene un fin, el que consigue algo y te hace pensar, del que te acuerdas y te cala hondo.
    La venganza es lo que caracteriza al libro y el grafiti, los aerosoles y los muros son su arma principal.

    ResponderEliminar
  10. La novela, dejando de lado el argumento de la historia, pretende explicar lo que el arte urbano significa para diferentes tipos de personas y como puede ser expresado e interpretado por algunas de ellas.

    El libro, entre otros se centra en Sniper, un grafitero que defiende entre otras la idea de que si algo es legal no puede ser grafiti. Para él el grafiti es una forma de expresión, es decir una opción mediante la cual cualquier persona puede expresarle al mundo aquellas ideas y opiniones que no puede describir solo hablando.

    Ahora bien, hay muchas personas que no opinan igual, ya que para la mayoría un grafiti sigue siendo un grafiti, ya sea legal o no, pues si éste es una obra de arte ¿Qué mas dará que sea legal o no?.

    En mi opinión, sí que existen algunos grafitis que pueden ser considerados arte independientemente de que sean o no legales o estén o no expuestos en una galería dándoles así el calificativo “arte”, sin embargo, también pienso que este tema puede dar lugar a un enfrentamiento de derechos, por una parte, los ciudadanos que pagan impuestos por una ciudad limpia y por la otra la de los grafiteros queriendo manifestar su libertad y derecho de expresión.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.